MIRA MARÍA MARÍN LIVE EN FACEBOOK: MIÉRCOLES 7PM ET/ 4PM PT

La Magia de “Hacer mi Parte”

Por María Elvira Pombo Marchand / Terapia con Ángeles

http://www.terapiaconangeles.com/index.php

Los ángeles me han enseñado que cada año trae un regalo “principal” de conciencia, una oportunidad para sanar, aprender y desarrollar una herramienta que nos ayude a construir nuestros sueños y cumplir nuestra misión. Este regalo es común a toda la humanidad y depende de cada alma, si lo aprovecha o no. A finales del año pasado, cuando estaba preparando la reunión para los participantes de mis cursos, les pregunté a los seres de luz cuál sería el regalo del 2017 y lo que recibí fue : “la magia de hacer tu parte”. A medida que meditaba fui recibiendo una maravillosa información, la cual comparto con ustedes.

Los consejos de los ángeles para HACER MI PARTE, se dividen en cuatro: vivir el presente, seguir el corazón, entender que todo pasa por algo y dar lo mejor de uno mismo.

1. Vivir el presente: Esto implica, soltar las expectativas y tomar la decisión de vivir un día a la vez. Es enfocarse en lo que existe en nuestra vida hoy. ¡Esto quiere decir, solo lo que realmente existe!! Por ejemplo, si tengo miedo a perder mi trabajo, pero hoy lo tengo, entonces decido aprovechar que hoy existe y decido que cuando lo pierda me preocupo. Esto no quiere decir que nos volvamos mediocres, más bien es una invitación a disfrutar lo que hacemos, dando lo mejor de nosotros mismos con la certeza de que pase lo que pase es una guía. La mayoría de las personas en nuestra cultura tienden a vivir el 80% del tiempo pensando o preocupados por el futuro. La felicidad es un proceso, no un lugar al que se llega. Así que decidir vivir lo que existe con gratitud y confianza, viendo todo como una guía u oportunidad, libera un porcentaje importante de nuestros miedos. La mayoría de las cosas que tememos no están pasando en este momento y tal vez nunca sucedan. Por lo tanto, pre-ocuparse, es una decisión de vivir lo que no existe y sentir miedo por ello. Los ángeles me enseñaron una linda afirmación para repetir cuando se sienta miedo por el futuro: “Cuando pase, lo vivo.”

2. Seguir el corazón: Ante la incertidumbre y polarización, empezamos a sentir que no hay una única verdad. Esto es muy importante aceptarlo pues es una invitación directa para buscar “nuestra verdad”, liberando las opiniones o juicios de los demás. Por lo tanto, para hacer mi parte, debo sentir y hacerle caso a lo que mi corazón me dice, entendiendo que eso es lo que corresponde y respetando que los otros hagan algo diferente o totalmente opuesto, si eso les dice su corazón. Es de la unión de las partes, que se armará el resultado. Cada uno tiene un rol en crear una nueva realidad. Entenderlo, permite liberar juicios y empoderarnos. Liberen la necesidad de tener la razón o de convencer a otros de su puntos de vista. Sigan su corazón y lo que suceda es lo que corresponde.

3. Todo pasa por Algo: Hacer consciencia de que todo pasa para algo y tienen un sentido y un orden así no lo veamos inmediatamente, nos permite buscar la guía o mensaje en lo que sucede en vez de juzgarlo. En la vida hay cosas que podemos cambiar a través de nuestras decisiones y otras que no podemos cambiar directamente. Para hacer mi parte en las que no puedo influir directamente, la invitación de los ángeles es a cuidar los pensamientos al respecto y mandar luz. Por ejemplo, yo no puedo controlar quién gana las elecciones en un país. Por lo tanto, angustiarme por este tema, genera impotencia, ansiedad, rabia e incertidumbre. La propuesta de los ángeles es tener claro que, si no lo puedes cambiar o controlar, enfócate en hacer tu parte. Si podemos votar, lo hacemos siguiendo el corazón y sin miedo o “en contra” de algo. Lo segundo es mandar luz y sabiduría a los involucrados y no energizar el miedo en la situación. El miedo se energiza con los pensamientos, palabras o acciones pesimistas o de desesperanza. Suelten los pensamientos basados en miedo, visualizando a los involucrados envueltos en luz. Esto contribuye inmensamente a la energía colectiva del planeta. Eso es hacer tu parte.

4. Dar lo mejor de mí mismo: Esto quiere decir, entender que cuando hago mi mejor esfuerzo, pase lo que pase, es lo que corresponde y lo puedo aprovechar. Es liberar la necesidad de que algo o alguien cambie para poder ser feliz y más bien fijar la intención en ser la mejor versión de nosotros mismos actuando con conciencia y desde el amor. Para empezar a hacerlo, es importante liberar la necesidad de aprobación y confiar en nuestra intuición. El siguiente paso dar lo mejor de nosotros en cada acción, pensamiento y palabra. Y si nos “equivocamos” o preferimos haber actuado distinto, no culparnos sino corregir y aprender. Por último, liberar el control y la necesidad de que las cosas sucedan de cierta manera, abriéndonos a que las soluciones y alternativas se manifiestan de formas inesperadas. Como la situación mundial y /o algún aspecto de nuestra vida está bajo un aparente “descontrol”, entonces lo único que nos queda por hacer es seguir la intuición, vivir un día a la vez, soltando expectativas.

En resumen, HACER MI PARTE es liberar las creencias de cómo las cosas “deben ser”, teniendo la claridad de no esperar que alguien cambie o algo “pase” afuera para estar tranquilos. Más bien, es decidir cambiar nosotros, aceptando la invitación de los seres de luz de vivir el presente, seguir el corazón, liberando el ego que nos llena de duda; y decidiendo permitir que la vida nos sorprenda.

Disfruten la oportunidad de sonreír ante lo que no controlan o sale diferente a lo que esperaban, pues saben que sólo tienen que hacer su parte, y todo fluirá de formas inesperadas.

Un abrazo de luz,
Maria Elvira

Si deseas saber más sobre la terapia de Ángeles de María Elvira Pombo, visita su página web: http://www.terapiaconangeles.com/index.php

Facebook: https://www.facebook.com/MariaElviraPomboMarchandOficial/

Si te gustó este mensaje y crees que le puede ayudar a alguien, ¡compártelo!