BUSCA TODOS MIS SHOWS EN MI FACEBOOK
Doctora Amor: Qué tanto afectan las redes sociales a tu relación

Doctora Amor: ¿Qué tanto te afecta si ÉL no le da LIKE a tus post en redes sociales?

¿Conoces alguna pareja que publique fotos de los dos con tanta frecuencia en sus redes que termine cansándote? Tal vez te ha pasado con tu propia pareja.

Nadie está a salvo de esclavizar su relación amorosa a las redes sociales, aunque hay algunas diferencias dependiendo del género.

La mujer suele ser la que más insiste en hacer pública la relación lo antes posible, porque vive más pendiente del qué dirán. Ella es la que suele tomar la iniciativa para hacer selfies juntos o publicar muchas fotos de los dos en Facebook e Instagram.

Si del hombre dependiera, elegiría marchar a ritmo más lento, porque -si no tiene seguridad sobre su futuro con esa chica-, se está comprometiendo demasiado con tanta foto en las redes que recorta las alas de su soltería.

¿Qué pasa con las parejas que se vuelven adictas a los selfies y a las publicaciones?

En la sociedad postmoderna en la que vivimos, pareciera ser que para que una relación tenga validez, hay que hacerla pública.

Ya casi nadie tiene vida privada, ni siquiera las parejas. Todo se expone. Nos hemos convertido en exhibicionistas y si una relación no se hace pública, ¡no existe!

Pero hay parejas que llevan esta realidad a un extremo adictivo, a una obsesión. Y esta es un arma de doble filo porque numerosos estudios demuestran que la pareja que se toma selfies todo el tiempo, cada vez que están juntos, es la que menos probabilidades tiene de durar. Viven en función del qué dirán y de las apariencias, comparándose con otras parejas, y dejan de gozar del momento presente, de gozar del otro.

¿De qué manera las redes ejercen presión para terminar o romper una relación amorosa?

Así como se usan las redes para pontificar de la relación, así se las usa para terminar con la relación amorosa. 

Muchas mujeres suelen compartir sus penas de amor por Facebook y pedir consejo públicamente.

Luego, basta con cambiar el estatus a “it’s complicated” (es complicado) para ir preparando el terreno de la ruptura.

Hay hombres y mujeres jóvenes, especialmente adolescentes, ¡que cambian de estatus como de ropa!

En cuanto a mirar las redes de la pareja, ¿cuándo puede comenzar a ser un problema? 

Cuando nos extraña que la pareja no hable de nosotros constantemente y que no responda a nuestros mensajes públicos en su muro.

Cuando se establecen una serie de patrones de cómo y cuándo debe contestar mi pareja a mis mensajes y, si no es así me preocupo, lo paso mal, pienso que algo no va bien e incluso llego a pensar que quizás no me quiere o que ya no es lo mismo.

El hecho de que mi pareja pueda recibir un mensaje mío, a cualquier hora de la noche o el día, no quiere decir que tenga la obligación de contestarlo inmediatamente. Y el hecho de que no conteste de forma inmediata no quiere decir tampoco que no me quiera o que algo vaya mal en la relación, necesariamente.

Si detectas que te está sucediendo algo parecido, recuérdate a ti mismo que es normal que cada persona decida cuándo puede o quiere contestar un mensaje, sin que ello esté directamente relacionado con cuánto quieres o no a esa persona.

¿Y qué decir de los LIKES y comentarios que otras personas dejan en el Facebook o Instagram de mi pareja? ¿Hasta qué punto me debe preocupar que una misma persona se la pase poniendo LIKES y comentando los posts de mi ser amado?

Si esa persona lo hace públicamente no debe preocuparte. Tu pareja no le responde y eso da cuenta de que no hay nada entre ellos.

redes sociales

¿Qué pasa con las parejas que se revisan el celular y chequean las redes sociales del otro constantemente?

Este tipo de conducta, además de fomentar que aparezcan sentimientos de inseguridad respecto a la pareja, supone una invasión de la intimidad e independencia de tu ser amado. Además, nuestra vida está en constante construcción, lo que quiere decir que nos están pasando cosas todo el tiempo. Por tanto, es fácil caer en el círculo vicioso de: siento inseguridad → compruebo el celular de mi pareja / miro su Instagram o Facebook en busca de evidencias → me tranquilizo a corto plazo, pero al día siguiente vuelve a aparecer esa inseguridad. Y así, poco a poco, voy invadiendo el espacio personal de mi pareja y alimentando mis miedos.

¿Qué hacer si uno de los dos da más importancia a las redes sociales y al celular que a la relación?

Existe el riesgo de priorizar el mostrar a los demás lo que hago por encima de disfrutar lo que estoy haciendo con mi pareja, dando más importancia a lo que voy a contar, cómo lo voy a contar, cómo conseguiré más likes, sacar la mejor foto… e invirtiendo mucho tiempo y esfuerzo en esta tarea. 

El tiempo que pasamos con nuestra pareja, medido en cantidad pero sobre todo en calidad, es un factor que influye enormemente en el grado de satisfacción que tenemos con la relación. Por ello, les sugiero que se olviden de las redes sociales o dejen el celular en casa cuando hagan algo juntos. Les recomiendo centrarse en disfrutar del momento presente, sin sentir la presión de cómo van a mostrar al mundo lo que están viviendo

Si es tu pareja la que tiene dificultades para despegarse del celular en algunos momentos y es algo que está afectando la relación o que te gustaría que cambiara, puedes empezar por comunicarle tu deseo de que trate de utilizar menos las redes sociales cuando están juntos o en ciertos momentos del día (por ejemplo, durante las comidas), tratando de comprender que le pueda costar, sobre todo al principio, pues el celular ha pasado a convertirse, prácticamente, en una extensión de nuestro cuerpo en la vida diaria.

En conclusión, el que una pareja no postee nada en las redes sociales no significa que no exista. Por el contrario, puede significar que valoran su vida privada, que establecen límites y que no necesitan de la aprobación ajena para ser felices.

¡SIGUE LEYENDO MÁS!